Pocas personas conocen que el futuro de internet ya llegó y se denomina web3

El futuro de internet ya llegó y se denomina web3. Teóricamente, esta novedosa fase tiene cierto parecido con la red anterior, solo que tendrá un carácter descentralizado, lo cual representa un equilibrio de poder entre empresas y usuarios, aunque en la práctica se desconoce su destino.

La aparición de la web3 se ha dado conocer paulatinamente, sobre todo para aquellos que se perfilan como usuarios potenciales. La web3 representa una nueva etapa dentro de la evolución del internet, ya que posee algunas novedades relacionadas con el término descentralización.

En los años 90, ya las personas tenían la oportunidad de conectarse a la web, con la existencia de páginas estáticas, un lenguaje muy elemental y baja interacción.

Compra ahora las mejores criptomonedas en Binance

Una de las primeras ediciones de forma digital fueron las de la prensa escrita, era la web 1.0, la cual en la actualidad adolece de una serie de carencias que han sido completadas lentamente.

La web 2.0 y las redes sociales

La web 2.0 sigue teniendo vigencia, cuyo máximo exponente son las redes sociales, los motores de búsqueda, los modelos de negocios y las plataformas de comercio electrónicos.

En el tiempo de la web 2.0, las plataformas Facebook, Google y Amazon lograron alcanzar mucho auge, lo que les permitió agigantarse para darse a conocer a nivel universal.

En este momento, los cibernéticos señalan que ha llegado la era de la web 3.0, donde los elementos centrales a destacar son las criptomonedas y el blockchain y se tiene proyectado que el poderío pase de las grandes empresas a las comunidades.

La privacidad representa para internet una problemática, ya que se basa en que la mayoría de los datos están bajo el control de grandes empresas, situación que la web 3.0 desea cambiar.

Alessandra Gorla, investigadora del software en Madrid, sostiene que existen dos ideas centrales para darle solución a esa problemática. La primera seria que se apoye en una web descentralizada donde el control lo ejerzan las empresas como ocurre en la actualidad.

La segunda consistiría en tratar de que toda la información se pudiera ubicar de manera más rápida y sencilla, basándose en los avances tecnológicos. Sin embargo, la concepción de esta nueva fase coincide en gran medida con las ideas de Tim-Berners-Lee, considerado el padre de internet y el cual es uno de los más críticos del actual modelo.

Además, la web.3 posee un sinónimo que es la web semántica, un término que data del año 2001, donde algunos años después, un programador llamado Jeffrey Zeldman, escribió un artículo donde expresaba duras críticas con respecto al 2.0 y solicitaba pasar al 3.0, de esta manera lo dio a conocer.

Los datos personales bajo un mayor control

Referente a este aspecto, el profesor de estudios de Informática, Telecomunicación y Multimedia Vicente García Font, de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC) opina que la solución sería “integrar nuevas tecnologías que funcionen por separado, como la inteligencia artificial o el “machine learning” a los fines de obtener un nuevo ecosistema”.

Esta propuesta serviría para equilibrar la balanza del poderío en internet, apuntando a favor de los usuarios. También sostiene que la idea es que la persona no tenga la necesidad de proporcionar datos a cualquier proveedor y que además se le permita controlar a quien se los da.

Sin embargo, actualmente lo normal se basa en proporcionar el nombre, tarjeta de crédito, dirección de forma replicada a un número indeterminado de plataformas, teniendo en cuenta que ellos no requieren de esa información tan detallada para obtener sus servicios.

Por su parte, la web 3.0 propone algunos protocolos para que los propios usuarios sean quienes se encarguen de conservar sus datos y darlos a conocer lo menos posible.

Facebook ante esta propuesta, considera que le sería difícil obtener información con respecto a opiniones de orden político o a todo lo relacionado con preferencias de consumo.

Compra ahora las mejores criptomonedas en Binance

Las redes descentralizadas y la web3

Otro factor que destaca por su importancia son las redes descentralizadas, las cuales llegarían a garantizar que a la hora de publicar algún contenido se puede hacer sin restricciones.

Sin embargo, es una posición muy compleja, porque existen redes centralizadas como el caso de Facebook o twitter, donde la propagación de las informaciones falsas o los discursos pregonando el odio han logrado extenderse sin que nadie pueda entender porque no existe un control para ello.

En este sentido, se sostiene que, si existieran censuras para determinados contenidos en las redes sociales convencionales, tal vez muchas personas se verían obligadas a trasladarse a otras plataformas descentralizadas, lo que también representaría una problemática.

Por ello, se insiste de que en la web 3.0 la responsabilidad es de los usuarios, ya que tienen la libertad de implantar cualquier modelo de comunidad acorde a sus principios, que logren moderar contenidos, acatando las normas establecidas por todos sus miembros.

Las posibilidades de gestionarlo son numerosas, teniendo en cuenta que el modelo centralizado permite que Zuckerberg modere en Facebook lo que él considera, haciendo la salvedad de que los servicios centralizados son fáciles de prohibirlos, porque están conformados por unos servidores concretos, pero con los descentralizados eso no ocurre.

Las criptomonedas y sus incentivos

Otro aspecto importante es que los protocolos descentralizados de la web 3.0 sirven para que los usuarios al proporcionar servicios, fortalezcan el sistema de incentivos con el uso de criptomonedas.

Considerando que estas tienen valor y se prestan para el cambio, ya que las transacciones tienden a registrarse mediante blockchain de manera transparente. Lo que permite auditarlo si es necesario.

Por ello, se habla de una red de usuarios que sirvan de sostén a las plataformas. Lo más complejo de este operativo es que difícilmente podrá haber un corte entre la web 2.0 y la 3.0.

Simplemente se trata de cambios que se implantarán sobre la marcha, como el caso de bitcoin, que salió de la comunidad y se gestiona de forma descentralizada dentro de un lento proceso.

Ante esto, algunos expertos opinan que esto constituye un proceso que resulta difícil, pero que ya ha comenzado a ponerse en práctica.

Compra ahora las mejores criptomonedas en Binance

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.